lunes, 22 de diciembre de 2008

Rafael Alberti:·Gimiendo por ver el mar"


Gimiendo por ver el mar,

un marinerito en tierra

iza al aire este lamento:

¡Ay mi blusa marinera!

Siempre me la inflaba el viento

al divisar la escollera.

De entre todas las poesías de Marinero en tierra he escogido esta ya que no me ha parecido muy compleja y porque desde el primer momento de su lectura me atrajo, por su simplicidad pero a la vez gran expresividad y profundidad. Otra de las razones para distinguirla, es que se equipara cabalmente con el modelo más frecuente utilizado por el autor a lo largo de toda esta obra.

Jon Fanega 2 B

jueves, 18 de diciembre de 2008

Antonio Machado: "A orillas del Duero"


¡Primavera soriana, primavera
humilde, como el sueño de un bendito,
de un pobre caminante que durmiera
de cansancio en un páramo infinito!

iCampillo amarillento,
como tosco sayal de campesina,
pradera de velludo polvoriento
donde pace la escuálida merina!

¡Aquellos diminutos pegujales
de tierra dura y fría,
donde apuntan centenos y trigales
que el pan moreno nos darán un día!

Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.

¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!
¡La agria melancolía
que puebla tus sombrías soledades!

iCastilla varonil, adusta tierra,
Castilla del desdén contra la suerte,
Castilla del dolor y de la guerra,
tierra inmortal, Castilla de la muerte!

Era una tarde, cuando el campo huía
del sol, y en el asombro del planeta,
como un globo morado aparecía
la hermosa luna, amada del poeta.

En el cárdeno cielo violeta
alguna clara estrella fulguraba.
El aire ensombrecido
creaba mis sienes, y acercaba
el murmullo del agua hasta mi oído.

Entre cerros de plomo y de ceniza
manchados de roídos encinares,
y entre calvas roquedas de caliza,
iba. a embestir los ocho tajamares
del puente el padre río,
que surca de Castilla el yermo frío.

iOh Duero, tu agua corre
y correrá mientras las nieves blancas
de enero el sol de mayo
haga fluir por hoces y barrancas,

mientras tengan las sierras su turbante
de nieve y de tormenta,
y brille el olifante
del sol, tras de la nube cenicienta!...

¿Y el viejo romancero
fue el sueño de un juglar junto a tu orilla?
¿Acaso como tú y por siempre, Duero,
irá corriendo hacia la mar Castilla?



He escogido este poema básicamente por su sencillez poética puesto que no abundan las figuras estilísticas propias del lenguaje poético (no quiere decir que no haya alguna), es más bien una descripción de un paisaje, de una tierra, Castilla.

Leyendo este poema el lector se puede hacer una idea buena de lo que es el paisaje castellano, abundan los adjetivos: “amarillento, polvoriento, dura, fría…” que nos sumergen en una visión muy emotiva del paisaje.

Al leer este poema me ha recordado el verano que pasé en el pueblo de mi abuela materna que es un pueblecito de Palencia a orillas del Pisuerga.

El autor ha acertado con la descripción puesto que al leer el poema me venian a la cabeza imágenes de esa misma zona.

Julen Urkizu 2.D

Gioconda Belli: "Reglas del juego para los hombres que quieran amar a mujeres mujeres"


REGLAS DEL JUEGO PARA LOS HOMBRES
QUE QUIERAN AMAR A MUJERES MUJERES

I

El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II

El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
conque yo estaré al lado suyo.

III

El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.
...
IX

El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar -te quiero-
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X

El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

He elegido este poema de Gioconda Belli porque quería elegir una poetisa ya que los poetas en su gran mayoría suelen ser hombres y creo que una mujer puede expresar sentimientos con la poesía igual que los hombres o incluso mejor.
Entre las poetas del siglo XX he elegido esta porque me han llamado la atención ciertos poemas suyos como "luciérnagas", que me recordaba a mi infancia o "castillos de arena",que me pareció muy entrañable, pero entre todos este me ha parecido especial porque es una forma diferente y original de expresar el tema del amor; me parece que puede ser una guia para los hombres a los cuales se les haya olvidado como amar a una mujer o simplemente no sepan querer a una mujer. Este poema refleja lo que cualquier mujer desearía de un hombre en lo que al amor se refiere.

En un principio me llamó la atención el titulo, que es una de las cosas que resaltaría de este poema ya que no es muy comun el uso de este tipo de títulos en un poema pero lo verdaderamente peculiar es que aparezca el nombre "mujeres" repetido. Yo creo que la autora lo hizo con la intención de resaltar que esas "mujeres" deben ser mujeres y no "niñas".

Podríamos decir que el poema esta dividido en once "reglas" de las cuales las más emotivas a mi parecer son la II y la IX. Estas dos "reglas" se identifican mucho con mi manera de ver el amor. El hombre que cumpliese las once "reglas" sería el hombre perfecto.

A mi este poema me sugiere esperanza y ternura. La autora describe ese deseo que tiene de encontrar al hombre amado con una ternura y delicadeza increible y en él se refleja la esperanza que ella tiene de que algun día suceda.

La verdad es que esta autora me ha gustado especialmente; aunque en varios poemas suyos trata el tema del erotismo, tiene otros muchos bastante románticos y realmente bonitos como este.Considero que Gioconda Belli es una gran escritora y que expresar sus sentimientos como los percibe; de esa manera puede hacer sentir al lector lo mismo que ella y a mi con este poema lo a conseguido, en parte porque estoy totalmente de acuerdo con sus "reglas del juego".


Esther Cabero Alonso 2.c

Gustavo A. Bécquer


Una mujer me ha envenenado el alma,
Otra mujer me ha envenenado el cuerpo;
Ninguna de las dos vino a buscarme,
Yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo, el mundo rueda.
Si mañana, rodando, este veneno
Envenena a su vez, ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar mas de lo que a mí me dieron?.



He elegido este poema de Gustavo Adolfo Bècquer porque este autor fue uno de los primeros en llamarme la atenciòn. Su manera de expresar el amor me parece increìble ya que abarca un tema tan grande como el amor en breves palabras. Este poema me ha recordado a mi, especialmente los dos primeros versos y las interrogaciones retòricas , ya que en estos años he vivido experiencias afortunadas y desafortunadas en el amor con la ùnica opciòn de resignarme a ello.

Aritz Delgado 2ºB

Antonio Machado


PARÁBOLAS I
Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.
Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía...
¡Ahora no te escaparás!
Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!
Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.
Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?
Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.
Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!
Antonio Machado

He escogido este poema de Antonio Machado porque es un de los poemas mas originales que he leído nunca y me ha gustado mucho. Después de haber estado leyendo bastantes poemas; unos que no entendía y otros que no me aportaban nada emocionalmente, me pareció una decisión acertada escoger este para el blog. En mi opinión hay que buscar la originalidad e ir un poco mas allá de lo cotidiano, y este poema es un buen ejemplo de eso. En este poema el autor expresa sus preocupaciones sobre la vida el amor y la muerte, haciendo una reflexión bastante irónica.




Yeray Dominguez Godoy 2.B

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Pablo Neruda: "El miedo"


Todos me piden que dé saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele.
Muy bien.

Todos me aconsejan reposo,
todos me destinan doctores,
mirándome de cierta manera.
Qué pasa?

Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca.
Tengo miedo.

Tengo miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo,
Pablo Neruda.

autor: Pablo Neruda



Este poema de Neruda sugiere inseguridad, desconfianza, pesimismo, dolor y sobre todo, miedo.

Se trata del testimonio de una persona que recibe consejos y órdenes de gente de su alrededor. En mi opinión esta persona está sufriendo una enfermedad que le está marchitando física y psicológicamente, por esa razón recibe el apoyo de gente cercana que le anima a moverse y aprovechar de distinta forma sus últimos días.

Sin embargo, el emisor adquiere una actitud pesimista y niega querer entrar en contacto con nuevos retos agenos a su vida cotidiana, pretende aprovechar su último periodo de vida enfrentándose a su miedo más temido: su propia persona, su propio "yo". No obstante, Neruda sabe que aunque se esfuerce en retrasar su hora de morir, mas tarde o mas temprano, la muerte lo hallará.

El cuadro que he escogido para representar este poema de Pablo Neruda sugiere los mismos sentimientos reprimidos que expresa Neruda en sus versos, probablemente a estos dos artistas les tocó vivir situaciones de dolor, espanto y miedo semejantes en circunstancias diferentes.



Maddalen Zabala.

Raúl Ibáñez de Garaio: "Así como la noche"


Asi como un imperio no entiende de pueblos

Asi como un reloj no entiende de tiempos

Asi como un siervo no entiende de esclavos

La noche lo agrupa todo

Cuando arquea la espalda

Se sabe entera

Cuando caen sus visceras a eso de las ocho

Cuando recoge la tarde su pelo

Y lo encuaderna


He elegido este poema de Garaio,pese a ser corto aporta una lirica de un pensamiento libre,que es una critica a ese ser irracional de conciencia primitiva que es el ser humano de hoy en dia.Al leer uno de estos poemas sientes la necesidad de que un mundo nuevo se hara presente.Es como un estimulo para el pensamiento y para la reflexion.

Este poema esta integrado dentro de otros muchos que forman un conocimiento comun,de un conociemiento humano.

El autor de estos poemas expresa que "La palabra es un instrumento que se toca con las cuerdas vocales" insistiendo que lo unico que no nos pueden robar son las frases y los pensamientos.

Josu Aramendi 2.Batx

martes, 16 de diciembre de 2008

Pablo Neruda: "Poema XX"


Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Escribir, por ejemplo: " La noche está estrellada, 
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". 
 El viento de la noche gira en el cielo y canta.   
Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 
Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. 
Y el verso cae al alma como pasto el rocío. 
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 
Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, 
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, 
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo
Podemos decir que Pablo Neruda fue uno de los poetas más influyentes en el Siglo XX, sobre todo en el apartado amoroso; por eso, mediante poemas como éste demuestra porqué ha sido tan leído y admirado en todo el mundo.

Este poema es un claro ejemplo de cómo puede llegar a doler el desamor, aun intentando que eso no pase. Los recuerdos clavados en la memoria muchas veces, aun tratando incesantemente de olvidarlos, minan tu mente hasta el punto de negar, si quiera, que quieras a tal persona, aunque en el fondo sepas que la quieres como el primer día: “Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero”. El intento de olvidar ese amor se suma, ciertas veces, a la imposibilidad de ello, lo que lleva a sentir un dolor insufrible, una soledad, una nostalgia que, ni con el paso del tiempo, se borra. Por esto, aunque intente expresar que todo pasó y acabó, no esta feliz con ello “Mi alma no se contenta con haberla perdido”, quizás por el abandono de ella hacia él y no viceversa, aclarando así que todavía su amor hacia ella es inigualable.

En el fondo, en mi opinión, Neruda quiso expresar que, después de perderla, por mucho que le doliese, se entristeciese, o sufriese, no iba a volver, así que no iba a dedicarle un minuto más a esa persona, la cual no podía causarle nada más que sufrimiento. De todas formas se le hace muy difícil ya que el nombrado amor que sentía hacia ella era grandísimo.

Iván López de Calle Fernández

Mario Benedetti: "No te salves"


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.



La vida es algo efimero, tan efimero que casi pasa sin darnos cuenta.Y es en este momento que ya no se puede volver atras sobre tus propias pisadas para poder cambiar o hacer algo que hiciste o que ni siquiera llegaste a hacer, cuando realmente te das cuenta de la rapidez con la que pasa el tiempo.Y es de este tiempo del que tenemos que aprovechar hasta la última gota, porque al vida hay que vivirla, hay que sentirla, porque no hay que dejar pasar ninguna oportunidad, y sobre todo, porque esta puede terminar en el momento más inesperado.Y es por esta última razon por la que realmente se debe apreciar la vida.Yo he elegido este poema porque me ha inspirado todas estas emociones,y porque pienso que el que no vive la vida es porque tiene miedo de lo que pueda pasar y sus consecunecias, aunque alguna vez hemos necesitado un poco de calma en nuestras vidas para asimilar algo.

Andoni Rodríguez Eraso

Luis Cernuda


Escondido entre los muros
Este jardín me brinda
Sus ramas y sus aguas
De secreta delicia.

Que silencio. ¿Es así
El mundo? Cruza el cielo
Desfilando paisajes,
Risueño hacia lo lejos.

Tierra indolente. En vano
Resplandece el destino.
Junto a las aguas quietas
Sueño y pienso que vivo.

Mas el tiempo ya tasa
El poder de esta hora;
Madura su medida
Escapa entre sus rosas.

Y el aire fresco vuelve
Con la noche cercana,
Su tersura olvidando
Las ramas y las aguas.

El poema que he elegido pertenece al poeta sevillano y componente de la Generación del 27 Luis Cernuda. Esta obra temprana pertenece a "Primeras poesías", conjunto de poemas escritos en su juventud, juventud no reñida con la sublime maestría del lengua de la que hace gala en sus composiciones.

Este poema, a primera lectura, me transmite una grave sensación de tranquilidad, melancolía, y a la vez una pequeña ración de mi persona. Es uno de mis poemas favoritos, que leo a menudo para relajarme y dejarme llevar por su sensorialidad. Además, expresa el desengaño a la perfección, contraponiendo el sueño a la realidad, sueño del que muchos todavía no hemos despertado, pues aunque creemos una fachada con la que fingimos nuestro conocimiento sobre la cruda realidad, en nuestro interior creemos firmemente que esos males son ajenos a nosotros y que la vida es de color de rosa, quedando completamente ciegos delante de las verdades universales que nos afectan a todos.

Dada esa antítesis entre el sueño y la realidad, y como esta ultima acaba con ese inocente e idílico sueño, he escogido este cuadro de Rubens, donde los soldados de la realidad luchan contra el protector e indefenso sueño, tan solo protegido por nuestra negación al despertar, negación que en muchos casos es lo suficientemente poderosa para echar atrás a las despiadadas legiones de la realidad.

Elan Higueras 2.D

Jorge Guillén: "El pan nuestro"


Hacia un posible mas allá del caos
van los días del hombre valeroso,
y emergiendo de brumas y de vahos
sueñan, inventan en tensión de coso.

El tiempo se enriquece, se desgasta,
y entre azar y desorden indomable
la mejor invención será nefasta,
y el loco será entonces quien mas hable.

Mientras, la realidad sin voz desea
ser en concierto perspectiva humana.
Si se logra ese quid, hasta la fea
visión da aire de triunfo a la mañana.

Aquí mismo, aquí mismo está el objeto
de la aventura extraordinaria. Salgo
de mí, conozco por amor, completo
mi pasaje mortal. Vivir ya es algo.

Una fuente incesante de energía
fundamenta el suceso: cada hora.
Prodigio es este pan de cada día.
Luz humana a mis ojos enamora.


Jorge Guillen fue uno de los mejores poetas del siglo XX. Pertencio al grupo poètico del 27. Como sus otros compañeros de generaciòn en la guerra civil (1936-39) se posiciono a favor de la repùblica y después de la guerra se exilio en los Estados Unidos, donde prosiguió como docente. Al jubilarse se fue a Italia, màs tarde, volviò a España (Malaga) donde finalmente murio en 1984 habiendo recibido el premio Cervantes.

En este poèma, Guillen habla del paso del tiempo y de cómo una invenciòn ha conseguido limitar nuestra libertad hacièndonos preso de nuestro propio tiempo y hacer que toda nuestra vida gire en torno al tiempo.

He puesto este cuadro de Salvador Dalì porque habla del tiempo y de que si se destruyeran los relojes o no se hubieran inventado,
Tendrìamos màs libertad y no estarìamos presos dentro del tiempo.

Iñigo Barandica

Pablo Neruda: "Poema XV"


Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.


Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.



De Veinte poemas de amor y una canción desesperada, 1924


He elegido este poema porque tras leer varios poemas de distintos autores, Neruda ha sido el único que ha hecho que sonría y suspire al finalizar la lectura, sin embargo me gustaría destacar el poema XV.

Neruda confiesa ese sufrimiento que a veces conlleva el amar (por eso es que ella le parece distante a pesar de estar a su lado). La felicidad irracional de la persona enamorada conlleva al sufrimiento de que esa satisfacción no pueda durar eternamente. El poeta siente continuamente la angustia que la amada no le corresponda en algún momento aunque ahora no sea así, pero todo ese malestar, se desvanece con una simple sonrisa o mirada de su amada.

El poema está enriquecido de varios recursos estilísticos como comparaciones, metáforas, antítesis, sinestesias… no obstante, es de destacar una aliteración, ya que actúa a modo de estribillo “Me gusta cuando callas…”. La presencia callada de la amada refleja la irrealidad, la ausencia contenida. El poeta dice que le gusta cuando esta está callada porque sabe que la angustia, la tristeza y la desesperación de ese silencio se desvanecerán cuando ella le sonría o le hable, y esa felicidad conseguida será la que le devuelva a la realidad del nunca cesado.

NEREA ROHDE

2.D batx.

Claudia Lars; "Algo sobre la muerte"


Algo sobre la muerte La muerte
–Tan eterna y verdadera–
Llega en silencio cuando está segura,
que ha de llevarnos a su casa oscura
y nos lleva de pronto a su manera...

No tengo miedo, no. Mi vida entera
fue lúcida experiencia en aventurade
un tiempo de dulzura o amargura
que debe terminar, cuando yo muera.

¡Qué ardiente corazón el que he tenido,
que guirnalda de amores me ha ceñido
y que fino lenguaje he derramado!
Si la muerte me llama, iré obediente,
dándole el pedacito de mi frente

donde he de hallar descanso bien ganado.

Claudia Lars (1899-1974)

Claudia Lars pertenece al grupo de las grandes poetas de América. Su verdadero nombre fue Carmen Brannon Vega. Nació en Armenia (El Salvador)en 1899 y murió en San Salvador en 1974. Su obra es reconocida, no sólo en países hispanoparlantes, sino en muchos lugares del planeta como muy depurada y de gran calidad técnica. Era una autora desconocida para mi antes de iniciarme en este trabajo. Después de leer varios poemas suyos me ha parecido una gran escritora.
La razón por la cual he elegido este poema es porque aborda un tema distinto al de los demas poemas que he encontrado. ¿Tal vez sea la muerte un tema tabú? Quizas. Pero acaso no es verdad que lo único que tenemos asegurado desde que nacemos es la muerte, y que cada instante morimos un poco. La muerte sólo es el destino, el destino de todos y de todo. Da miedo porque esta hay, en todos lados y es imparable. Algunos filósofos decían que la vida era la preparación de la muerte. ¿Podrían tener razón?
Yo opino que no hay tenerle miedo a la muerte, pues es algo que está hay y que es inevitable, y que tarde o temprano siempre llega.
Sergio Fernández

Gioconda Belli: "Desafío a la vejez"


Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.



He elegido este poema de Gioconda Belli , porque me recuerda y cuando lo leía la estaba viendo, a mi abuela; ya que ella, al igual que este poema, me transmite cada día y a pesar de sus años toda la ilusión que tiene por vivir. Esta poema explica, o por lo menos así lo veo yo, que hay cosas donde la vejez se hace notar, como en el cuerpo; y otras cosas, en mi opinión las mas importantes sin duda, donde la vejez no debería de hacerse notar nunca, como en los sentimientos, en el corazón, y en el espíritu. La vejez es algo que a mucha gente asusta, y este poema mira a la vejez de forma positiva a pesar de todo lo malo que tiene, ya que, en este caso las cosas buenas siempre están por encima de las malas.



Me ha llegado de verdad, porque admiro mucho a todas esas personas que la fuerza con la que han vivido hasta ahora, sigue en ellas. En fin, el poder levantarse cada mañana con ese espíritu arrollador ante la vida es algo que a mi abuela le caracteriza y es eso mismo lo que me ha transmitido este poema.

*AMANCAY TORRECILLA*

Pablo Neruda: "Amor"


Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.


Para mi Pablo Neruda es uno de los mejores poetas junto con Pedro salinas. He elegido este poema porque cuando lo leí me quede descolocado al ver como Neruda expresa un sentimiento tan profundo de esa manera.
En este poema podemos ver que el poeta escribe sobre un amor no correspondido o no alcanzado, que supone una gran frustración para el. Aun al no ser correspondido este sentimiento el amor que siente hacia la amada es fuerte y profundo. Las metáforas y recursos que usa el poeta para expresar lo que siente son muy significativos.
Este poema puede ser para muchos cursi pero a mi me dice mucho y por eso lo he elegido, ya que el amor es un sentimiento incontrolable y especial en nuestras vidas.

Asier Karetxe

Alfonsina Storni: "Dolor"


Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...

Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.

Esta poesía es de Alfonsina Stoni y me decanté por este poema porque no había leido nada de esta autora. Cuando leí varios escogí este ya que me pareció un poema muy triste pero que ala vez tiene un toque perfecto de melancolía en el que refleja la realildad y su vida, la cual no era lo suficientemente feliz o satisfactoria. Por falta de amor o cariño Alfonsina Storni transmite ese dolor y sufrimiento en su poesía.
La imagen adjuntada la escogí ya que creo que expresa perfectamente el sentimiento de dolor y representa la poesía de Alfonsina Storni de una manera ideal.

Olatz Redondo Zabaleta

DEFENSA DE LA ALEGRÍA
a trini

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
                  y también de la alegría



El poema que he escogido tiene como autor al poeta uruguayo Mario Benedetti. Después de leer varios poemas me he decantado por éste porque me ha gustado el mensaje de defender la alegría.

En mi opinión, la alegría es una de las cosas más importantes de esta vida, ya que, esta sensación te permite ser feliz. Tengo que añadir que, desde mi punto de vista, no merece la pena vivir sin alegría, porque la vida es muy corta como para vivirla triste.

Como conclusión debo decir que la alegría es una sensación que podemos encontrar en el día a día simplemente oyendo una frase, por eso es importante defenderla.


Mikel Berjaga Izagirre 2.D

Victor Jara: "Manifiesto"

“Que el canto tiene sentido
cuando palpita en las venas
del que morirá cantando
las verdades verdaderas,
no las lisonjas fugaces
ni las famas extranjeras
sino el canto de una lonja
hasta el fondo de la tierra”

“Ahí donde llega todo
y donde todo comienza
canto que ha sido valiente
siempre será canción nueva”


Víctor Jara- “manifiesto”




Este es un fragmento de una canción de Víctor Jara, un cantautor chileno, referente internacional de la canción reivindicativa. Habla de que el canto, que a su vez es poesía, cobra vida dentro de las personas que viven unidas a él, de las personas dispuestas a hablar de verdades, y no de temas de interés pasajero.

Habla de la belleza del canto profundo, capaz de llegar hasta el fondo de la tierra, capaz de llegar hasta el alma de las personas, capaz de conmover con simples palabras.

Personifica a este canto, al cual califica de valiente, a consecuencia de las verdades que trata, que aunque pueden ser temas prohibidos o que no estén aceptados en la sociedad como un tema a tratar públicamente, salen a la luz, resplandecientes, acompañados de la música que marca el ritmo de las vidas de muchos de nosotros.

También utiliza la redundancia, (verdad verdadera) para intensificar y subrayar el contenido del mensaje, que es la razón por la que el autor cree que merece la pena morir, manifestar estas ideas.

He elegido este fragmento de poema porque hace como cinco años, cuando busqué el nombre de Víctor Jara tras haberlo oído en una canción, me apareció, junto a la información del mismo, la letra de “manifiesto”, el tema de donde lo he sacado, y me llamaron mucho la atención sus palabras, porque me transmitieron fuerza y sentimiento.




Oihane Díez de Ulzurrun 2.A

Alfonsina Storni: "Adios"



Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás.
¡Se quiebran los vasos y el vidrio que queda
es polvo por siempre y por siempre será!

Cuando los capullos caen de la rama
dos veces seguidas no florecerán...
¡Las flores tronchadas por el viento impío
se agotan por siempre, por siempre jamás!

¡Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán!
¡Qué tristes las horas que se desgranaron
bajo el aletazo de la soledad!

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad!
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que así se nos van!

¡Corazón... silencia!... ¡Cúbrete de llagas!...
?de llagas infectas? ¡cúbrete de mal!...
¡Que todo el que llegue se muera al tocarte,
corazón maldito que inquietas mi afán!

¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que no vuelven más! ...


Tras leer numerosos poemas, escritos pos diversos autores y compuestos de muy variadas maneras, por fin me he decidido por este poema de Alfonsina Storni. Pese a que esta autora me era desconocida su forma de escribir me ha transmitido mucho, su mensaje enteramente pesimista, a pesar de tratar un habitual tema como es el de la muerte, el final, la perdida de un ser importante en nuestra vida, consiguió llegar muy dentro de mí.

Al leer este poema vinieron a mí recuerdos pasados, que aunque ya hace un tiempo que cicatrizaron, siempre queda algo escondido en lo más hondo del corazón. Recordé el desamparo, la tristeza la imposibilidad de la vuelta atrás.

El poema como he dicho antes trata esencialmente sobre la perdida de un familiar, de un amigo, de alguien importante en nuestras vidas. Imprime un gran sentimiento de dolor, dolor ante el inminente adiós, la imposibilidad de hacer cualquier cosa por volver a tener a esa persona a tu lado, la irrevocable perdida de ese ser querido. Sentimiento de dolor, que termina convertido en un gran sentimiento de frustración, de tristeza.

Ainara Camino 2.D

Gloria Fuertes; "El gallo despertador"


Kikirikí,
estoy aquí,
decía el gallo
Colibrí.
El gallo Colibrí
era pelirrojo,
y era su traje
de hermoso plumaje.
Kikirikí.
Levántate campesino,
que ya está el sol
de camino.
—Kikirikí.
Levántate labrador,
despierta con alegría,
que viene el día.
—Kikiriki.
Niños del pueblo
despertad con el ole,
que os esperan en el «cole».
El pueblo no necesita reloj,
le vale el gallo despertador.


Tras leer varios poemas, he escogido este en concreto, que aunque a primera vista a alguno le pueda parecer un tanto infantil, y en mi opinión lo es, precisamente es por eso por lo he escogido, ya que me recuerda a la infancia, además de una gran serie de recuerdos que me traen a la memoria.

Este poema me recuerda a los tiempos de niño que pasé en el caserío de mi abuela y mi abuelo, al cual íbamos mi primo y yo a pasar el verano. Cada amanecer, nos despertábamos con el canto del gallo y allí pasábamos todo el día jugando, sin tener noción del tiempo y pasando aquellos tiempos de inocencia al cual todos quisiéramos regresar. Pero por desgracia ese caserío esta en propiedad de alguna otra persona que desconozco, porque fue puesta en venta meses después de que mi abuelo muriera y esa es otra de las razones por la que he optado por escoger este poema. Ya que hace poco le hicieron un homenaje y al cual le echo mucho de menos. Sobretodo en aquellos grandes momentos en los que íbamos él, yo y el perro (el cual también murió y al que toda la familia le teníamos mucho cariño) a la huerta a recoger algún tipo de fruta o vegetal y de paso sea dicho comer alguna fruta según las cogíamos.

En resumen, un poema que me ha echo recordar grandes y felices momentos de mi vida...

Endika Antúnez Ballestero

Miguel Hernández


El sol, la rosa y el niño
flores de un día nacieron.
Los de cada día son
soles, flores, niños nuevos.

Mañana no seré yo:
otro será el verdadero.
Y no seré más allá
de quien quiera su recuerdo.

Flor de un día es lo más grande
al pie de lo más pequeño.
Flor de la luz el relámpago,
y flor del instante el tiempo.

Entre las flores te fuiste.
Entre las flores me quedo.

Este poema de Miguel Hernandez lo he elegido porque para mi es uno de los grandes poetas existentes ya que no solo cultiva el tema del amor o de la pasion sino que se centra tambien en los problemas existentes de la epoca en la cual vivió.En mi opinión este fragmento esta lleno de fuerza,de sentimientos puros.....es decir,transmite una serie de sentimientos dificelmente explicables mediante la palabra.Por un lado desarrolla el tema del olvido,segun mi interpretación el lo que intenta transmitir es que las personas pasan a lo largo de nuestras vidas y todas ellas cambian,y la mayoria las olvidamos.Pero esas personas todavia siguen hay no sean movido mientras que nosotros pensamos que estas personas han desaparecido del mapa.También expresa que las personas las cuales elegimos recordar son aquellas que nos han dado momentos inolvidables y que por "h" o por "b" les hemos hecho un pequeño hueco en nuestra amplia memoria,en nuestro pequeño corazón.Aunque nosotros cambiemos de lugar de residencia,ambiente o incluso de país todas aquellas personas que por un momento tuvieron un sitio en nuestra corta vida,en nuestro destino,siempre estaran ahí, no sean marchado nunca,siempre seguiran allí aunque nosotros los hayamos olvidado por completo.

Borja Trujillo Ahedo 2.B

Gloria Fuertes


Don Pato y don Pito

dan un paseíto.

-¡Qué suerte, don Pito,

me encontré este güito!

Y los dos le quiere

y los dos se hieren.

Y todos se extrañan

de ver que regañan.

Y mientras se zumban,

bailando la rumba...

Viene el dueño, otro patito,

y éste se lleva su güito.

¡No discutid, muchachitos,

no discutid por un güito,

para que nunca os suceda,

lo que a don Pato y don Pito!


No nos engañemos,puede que parezca un poema para niños,que todos hemos leido durante nuestra tierna infancia;pero en el fondo no es sino una clara y simplificada reflexion de nuestra vida.Puede ser que lo que quiera decir la poeta(no poetisa como ella recalco durante su vida),y yo no tenga nada que ver,pero bueno este es mi comentario y no el suyo y aparte esta muerta, no le importara que fusile su poema,como es habitual entre mis compañeros.
Tengo una vision bastante pesimista de la vida y todo esto lo puedo resumir con la ultima estrofa de Don Pato y Don Pito,¿por que luchar? ¿que merece la pena? Estamos en una edad que tenemos que revindicar,todo lo que se da por echo.Pero ¿es correcto?.Este Poema me hace ver que no,que luchan por nada, siempre habra otro que se lleve lo querido.¿Que es el Bien? ¿Que es el mal? Da igual Todos acabaremos muertos tarde o temprano.

Urtzi Fdz De Pinedo 2.A

lunes, 15 de diciembre de 2008

Miguel Hernández: "Canción del esposo soldado"




He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mí como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano,
y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.


He elegido este poema de Miguel Hernández, porque este es el poeta de la generación del 27 que más me gusta, en especial su poesía combativa como consecuencia de la guerra civil española que sufría el pueblo.



En este poema me conmueve la forma en la que Miguel Hernández añora a su mujer embarazada y muestra un claro ejemplo de muchos hombres de la época que tuvieron que abandonar a sus mujeres para defender la republica en una guerra civil que asoló toda España.



En el poema se alterna continuamente el amor hacia su esposa y su futuro hijo, con la crueldad de la guerra civil en una contraposición de ideas como son el amor y el sufrimiento de la guerra, que se muestra perfectamente en la 5ª estrofa.



En el poema, Miguel Hernández se consuela y se da fuerzas a si mismo con la idea de que la republica que está defendiendo en el quinto regimiento será el futuro que desea para su esposa y su futuro hijo, y que por fin podrá volver a estar con ellos en el final de la guerra que traerá la paz “estrofa 8 y 9”.



Todo el poema se puede resumir perfectamente en la última estrofa:



Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.



Para concluir, citar unos versos de la 4ª estrofa puesto que son los que más me han gustado del poema. En ellos Miguel Hernández expresa que no se dejara vencer por quienes lo quieren muerto en esta guerra y seguirá luchando por su esposa.

“te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.”

Antonio Machado: "El crimen fue en Granada"


I EL CRIMEN
Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas, de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
-sangre en la frente y plomo en las entrañas-.
...Que fue en Granada el crimen
sabed -¡pobre Granada-, en su Granada...

II EL POETA Y LA MUERTE
Se le vio caminar sólo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
-Ya el sol en torre y torre; los martillos
en yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
"Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!"

III
Se le vio caminar...
Labrad amigos,
de piedra y sueño, en la Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!




He escogido este poema porque tengo atracción por el tema de la guerra civil y este fue un duro golpe para la cultura Española. Lejos de querer entrar en rastreros temas de politiqueo e intereses se habría de destacar el dolor de A. Machado por la muerte de su amigo. Haciendo un pequeño esfuerzo he intentado sumergirme en el ambiente del 1937, destrucción, dolor, una gota de esperanza para acabar con todo, para olvidar imágenes horribles, para volver atrás y cambiar las cosas. Lorca fue asesinado, fusilado, para mi cuando dice ‘’eternamente diga el crimen fue en Granada’’ quiere que la gente no olvide cómo murió de una forma tan miserable.. que dentro de veinte, cincuenta, cien años gritará con indiferencia que fue allí, que fue en Granada.

Junto con él, miles de combatientes cayeron en una injusta guerra y a los que este poema se les podría dedicar. Machado lo escribió en Valencia, y aún tenía esperanza de despertar de la pesadilla en la que se había convertido todo. No sabría él que su pesadilla podría ser aún peor, que de la forma más inhumana tendría que huir de su patria, que se tuviese que esconder en Colliure junto con su madre, que muriera añorando aquellos días azules y aquel sol de la infancia…

Mikel Bastida

Antonio Machado


Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.


¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!...


Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!.


He elegido este poema de antonio machado, porque fue un gran poeta del siglo XX el cual escribio esto dirigido a Leonor Izquierdo Cuevas, con la que despues se caso y que murio de tuberculosis. Este poema puede llegar a sugerir muchas cosas. Puede llegar a sugerirte algo que te gustaria que pasara, los sueños reales etc. Pero a mi me ha dado a recordar algunos momentos vividos, los cuales no quiero olvidar. Aun asi, lo que mas me llamo la atencion fue la ultima frase "Vive, esperanza, ¡quién sabe lo que se traga la tierra!", ya que es cierto que la esperanza es lo ultimo que se pierde. Y a mi muchos de los poemas de Machado hacen que no la pierda.

Haizea Las Heras

Rafael Alberti: "Lo que dejé por ti"


Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.



Después de haber leído unos cuantos poemas de diferentes autores del siglo XX, finalmente, me decante por este de Rafael Alberti, ya que creo que Alberti fue uno de los grandes poetas que hubo en su época. Además, me ha impresionado la manera en que utiliza la melancolía para suavizar y embellecer los versos que escribe en este poema.



Lo bonito de este poema es la manera en que cuenta el hecho de dejar todo lo anteriormente tenido, ya que siempre te pueden quedar los recuerdos, y luchar por lo que se quiere, como puede llegar a ser el amor hasta conseguirlo. Pero aquí el hecho de dejar lo que se tiene, generalmente querido, hace que no parezca tan trágico, porque vale más lo que viene de aquí en adelante que lo que en un pasado había.



Ainara Fdez. de Gorostiza 2.D

Antonio Mchado: "Las moscas"


Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.
¡Oh viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!
¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!
Y en la aborrecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela,
     —que todo es volar—, sonoras
rebotando en los cristales
en los días otoñales...
Moscas de todas las horas,
     de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,
     de siempre... Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado
     sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.
Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.
Antonio Machado

He elegido este poema de Antonio Machado, en mi opinión uno de los mejores poetas españoles del siglo XX. Conozco varios poemas de este autor por las canciones que músicos como Joan Manuel Serrat han creado basándose en los mismos.

Este poema en concreto, me llama mucho la atención ya que utiliza un insecto tan familiar como la mosca como un elemento para evocar momentos vividos en su infancia, su juventud, etc. Es curioso que las moscas, que a mi me resultan repugnantes y pesadas, para Machado sean protagonistas de los recuerdos de su vida. Lo que demuestra la sensibilidad y humanidad de este poeta.

Ane Molinillo Morentín

Ruben Dario: "De invierno"


En invernales horas, mirad a Carolina.

Medio apelotonada, descansa en el sillón,

envuelta con su abrigo de marta cibelina

y no lejos del fuego que brilla en el salón.

El fino angora blanco junto a ella se reclina,

rozando con su hocico la falda de Alençón,

no lejos de las jarras de porcelana china

que medio oculta un biombo de seda del Japón.

Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño;

entro, sin hacer ruido; dejo mi abrigo gris;

voy a besar su rostro, rosado y halagüeño

como una rosa roja que fuera flor de lis.

Abre los ojos, mírame con su mirar risueño,

y en tanto cae la nieve del cielo de París.

Este poema de Rubén Darío me ha llamado la atención por la forma en la que describe delicadamente el lugar en el que se encuentra una mujer hermosa a la espera de la persona que ama.La mujer se encuentra al margen del mundo exterior, solamente tiene en mente ver a su amado. Para hacer la espera agradable, el autor alude varios elementos del salón al que le dan un aire exótico: jarras de porcelana china y biombos del Japón.


Más adelante cuando por fin él llega, Carolina se encuentra dormida. Me gusta la forma en la que describe ese momento. Él la mira mientras ella duerme frente al fuego, destacando luego los rasgos más relevantes de la belleza de Carolina: como una rosa roja que fuera flor de lis.


Me ha gustado este poema por la delicadeza de su lenguaje al describir a Carolina y la estancia en la que ella se encuentra y por la imagen tan romántica que me ha sugerido; estar con la persona que amas en París. De esta manera el poeta crea un entorno tranquilo, exótico y a su vez romántico al mencionar la preciosa ciudad de París.

Sonia Gómez 2.D

Alexis Coald


Viento sol y agua,
mar y arena mojada,
aromas marinos que se impregnan en mi alma,
que forma el contraste,
para que el viento atraviese la arena mojada.
Vastedad de mar en este paisaje salar,
Tus ojos, caballos marinos,
tus cabellos algas de océano profundo,
¿Por que mar me quitaste mis sueños?
dejándome solo y perdido en esta soledad de silencios.
Cae la tarde y estruendos de olas se azotan entre rocas fuertes.

Una de las razones por la cual he elegido este poema de Alexis Coald titulado “Olas en la playa” es por que soy un amante del mar. Otra es por que después de leer varios poemas sobre fenómenos meteorológicos y naturales relacionados con el mar, ha sido de los únicos poemas que me ha echo pararme a pensar en lo que el mar y su soledad influyen en nuestras vidas. Todos nosotros mas de una vez nos hemos quedado mirando al mar como aturdidos por su belleza y por la tranquilidad que nos inspira… esa tranquilidad que nos invita a encontrarnos consigo mismo… ese sonido que nos produce nostalgia de querer poseer algo que nunca hemos poseído…por eso preferimos tener algo y haberlo perdido que nunca haberlo poseído.
El mar es el mejor lugar para ahogar los problemas, y el mejor compañero en la soledad. No hay nada como el sonido de las olas rompiendo para causarte 1000 sensaciones que de no haber sido por el mar nunca habríamos experimentado.

Jon Hernaez 2.A

Federico García Lorca:"Deseo"


Sólo tu corazón caliente,
Y nada más.
Mi paraíso, un campo
Sin ruiseñor
Ni liras,
Con un río discreto
Y una fuentecilla.
Sin la espuela del viento
Sobre la fronda,
Ni la estrella que quiere
Ser hoja.
Una enorme luz
Que fuera
Luciérnaga
De otra,
En un campo de
Miradas rotas.
Un reposo claro
Y allí nuestros besos,
Lunares sonoros
Del eco,
Se abrirían muy lejos.
Y tu corazón caliente,
Nada más.

Federico García Lorca. En mi opinión, el autor mas genial del siglo XX, y uno de los mas grandes de toda la historia de la literatura castellana. Me fascina su única e increíble forma de expresar lo que siente, lo que quiere expresar y la manera de sumergirnos en las diversas atmósferas que consigue crear mediante diferentes recursos estilísticos. Me parece increíble su dominio del lenguaje para expresarnos todo lo dicho anteriormente. Y para comprobarlo, no hay más que leer algunas de sus obras, sobre todo las pertenecientes al Romancero Gitano.

Por todo eso, es por lo que he elegido una obra de Lorca. Si bien esta obra no refleja ese excelso dominio de la lengua, sí que expresa muy bien el mensaje que Lorca nos quiere transmitir. Para el autor, el paraíso no tiene por qué ser un lugar idílico, en el que la vegetación frondosa sea muy bella , ni se oiga el alegre cantar de los pájaros ni el tranquilizador correr del agua, ni siquiera en el que se vean las estrellas o una inmensa luz. Al autor le es suficiente con un campo, en el cual haya un rió y una fuente, pero no seria ningún paraíso si no estuviese su ser querido, su corazón caliente.
Creo que esa tendría que ser la versión de paraíso de cualquier persona. Nada de lugares idílicos, ni de un lugar con todos los bienes materiales que cualquiera podría desear.
El paraíso debería ser cualquier lugar, siempre y cuando lo compartas con aquella persona a la que amas, con aquella persona o personas sin las que seriamos incapaces de vivir.


Jorge Sancho

Pedro Salinas


Lo que eres
me distrae de lo que dices.
Lanzas palabras veloces,
empavesadas de risas,
invitándome
a ir adonde ellas me lleven.
No te atiendo, no las sigo:
estoy mirando
los labios donde nacieron.
Miras de pronto a los lejos.
Clavas la mirada allí,
no sé en qué, y se te dispara
a buscarlo ya tu alma
afilada, de saeta.
Yo no miro adonde miras:
yo te estoy viendo mirar.
Y cuando deseas algo
no pienso en lo que tú quieres,
ni lo envidio: es lo de menos.
Lo quieres hoy, lo deseas;
mañana lo olvidarás
por una querencia nueva.
No. Te espero más allá
de los fines y los términos.
En lo que no ha de pasar
me quedo, en el puro acto
de tu deseo, queriéndote.
Y no quiero ya otra cosa
más que verte a ti querer.




He elegido este poema de Pedro Salinas ya que se refiere a algo que a todos nos ha pasado alguna vez. Este poema me ha recordado a cuando estás hablando con alguien que aprecias, que te gusta, … muchas veces en vez de escuchar y prestar atención te distraes imaginando algo que te gustaría que pasara y preguntándote si esa persona siente lo mismo que tú. Pero leyendo este poema me he dado cuenta de que a veces deberlas prestar más atención a lo que te están diciendo ya que solo esa persona sabe lo que quiere y si quieres hacerla feliz, tienes que saber lo que quiere y para eso es necesario escuchar.
Kelly Saenz

domingo, 14 de diciembre de 2008

Miguel Hernández: "Vientos del pueblo"


Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.


He elegido este poema de Miguel Hernandez porque me parece uno de los mejores poetas de la época, era el poeta del pueblo. Habla de uno de los temas tipicos de las poesias: la muerte. Lo ve desde un punto de vista, de alguna manera, positiva, como otra fase de la vida y recuerda sus origenes, el pueblo y todas sus caracteristicas. Reflexiona sobre la muerte, parece que intuye lo que se le avecina, ya que esta poesia esta escrita en guerra y ya sabemos lo que eso significa si no se apoya a los “buenos”. Creo que esta poesia ha llegado al fondo de todos, el espiritu de lucha que tenia, y la manera positiva de ver las cosas, aunque a veces se casi imposible.

Beñat Aranda

Luigi Anselmi: "Si para que alguien pueda"


Si para que alguien pueda

Si para que alguien pueda
escribir unos versos
deben arder ciudades
y naufragar las naves y los sueños;
debe perder el hombre
la libertad y la razón,
la vida, incluso.

Si para que alguien pueda
escribir unos versos
debe haber seres que amen
sin esperanza,
pájaros que agonicen,
futuros como niños
súbitamente muertos,
otoños y crepúsculos,

tal vez lo mejor sea
cerrar todos los libros,
abrir una botella
y beber en silencio
mientras la vida pasa,
mientras llega el olvido…
Luigi Anselmi


Luigi Anselmi es un escritor, poeta y filólogo vasco que nació en Bilbao en 1954. Su nombre real es Luis Gutiérrez Larrea.
Entre la obra de este autor, para mi destaca este poema que encontré un día navegando por la red en busca de algo que leer en la pagina Web www.nabarralde.com.
Esta poesía refleja sobre un tópico ya conocido, la belleza artística ocurre en los momentos más oscuros y grises: Anna Frank y su diario no habrían sido famosos si Hitler no hubiese existido, la historia y sus acontecimientos penosos sirven para que poetas, escritores, artistas… saquen lo mejor de ellos mismos. Los amores imposibles, la lucha por la felicidad crean obras maestras como Romeo y Julieta. Pero lo que realmente interesa saber es si realmente merece la pena que ocurran estas desgracias para encontrar un trozo de poema escrito en una hoja de papel, o si como dice Luigi Anselmi es mejor cerrar los libros y matar la literatura a cambio del amor o de la paz, de una paz justa y verdadera. Pero en la situación actual, en la que la guerra total ha desplazado a la paz es un alivio para todos nosotros al menos poder refugiarnos en la poesía.

Oier Azkarraga

Manuel del Cabral: "Negro sin Zapatos"


NEGRO SIN ZAPATOS
Hay en tus pies descalzos: graves amaneceres.
(Ya no podrán decir que es un siglo pequeño.)
El cielo se derrite rodando por tu espalda:
húmeda de trabajo, brillante de trabajo,
pero oscura de sueldo.
Yo no te vi dormido... Yo no te vi dormido...
aquellos pies descalzos
no te dejan dormir.
Tú ganas diez centavos, diez centavos por día.
Sin embargo,
tú los ganas tan limpios
tienes manos tan limpias,
que puede que tu casa sólo tenga.
Ropa sucia,
catre sucio,
carne sucia,
pero lavada la palabra: Hombre.

Manuel del Cabral


He escogido este poema porque no refleja el lado bonito, positivo de la vida. Me he inclinado por él simplemente por el tema que trata, la oscuridad que padecen ciertas personas en esta vida frente a la comodidad de la que nosotros disfrutamos.
Comodidad en la que vivimos sin preocuparnos de los que puedan ser los problemas que a otras personas los rodeen, sabiendo que están ahí y sin hacer nada por remediarlos. La cosa esta que cuando nos toca a nosotros sufrir, que poco nos gusta estar solos...y eso de sufrir... habría que verlo. Pero seguiremos viviendo en esta sociedad consumista el la que cuando la gente se ve a falta de dinero decide no gastar, todo se va al garete y los gobiernos se ven obligados a hacer inversiones que acabarían con la pobreza en el mundo. En esta sociedad en la que te diviertes saliendo los sábados, viernes y porque no al Pintxopote de los jueves en la calle Gorbea.
Como dice el poema escogido por David de Manolo Chinato: ensancha el alma.

Antxon Charola

sábado, 13 de diciembre de 2008

Juan Ramón Jiménez: "Estoy triste, y mis ojos no lloran"


Estoy triste, y mis ojos no lloran
y no quiero los besos de nadie;
mi mirada serena se pierde
en el fondo callado del parque.

¿Para qué he de soñar en amores
si está oscura y lluviosa la tarde
y no vienen suspiros ni aromas
en las rondas tranquilas del aire?

Han sonado las horas dormidas;
está solo el inmenso paisaje;
ya se han ido los lentos rebaños;
flota el humo en los pobres hogares.

Al cerrar mi ventana a la sombra,
una estrena brilló en los cristales;
estoy triste, mis ojos no lloran,
¡ya no quiero los besos de nadie!

Soñaré con mi infancia: es la hora
de los niños dormidos; mi madre
me mecía en su tibio regazo,
al amor de sus ojos radiantes;

y al vibrar la amorosa campana
de la ermita perdida en el valle,
se entreabrían mis ojos rendidos
al misterio sin luz de la tarde...

Es la esquila; ha sonado. La esquila
ha sonado en la paz de los aires;
sus cadencias dan llanto a estos ojos
que no quieren los besos de nadie.

¡Que mis lágrimas corran! Ya hay flores,
ya hay fragancias y cantos; si alguien
ha soñado en mis besos, que venga
de su plácido ensueño a besarme.

Y mis lágrimas corren... No vienen...
¿Quién irá por el triste paisaje?
Sólo suena en el largo silencio
la campana que tocan los ángeles.

Después de leer muchos poemas he elegido este poema de Juan Ramón Jiménez porque se parece mucho a la situación q muchos hemos pasado….el sentimiento de la soledad!!y hay veces q por mucho que queramos y nos sintamos lo mas tristes posibles no somos capaces de quitarnos esa impotencia q tenemos dentro de nosotras con una simple lagrima que en parte nos calma y tranquiliza. Por otra parte nos habla como hay veces q nos ponemos a pensar en el pasado, en situación ya vividas que nos producen una nostalgia pura…de deseo….de querer volver a esos años cuando todo era mejor,mas feliz. Y hay es cuando nos damos cuenta de que tenemos que vivir el presente aunque como en el poema dice si estamos solos, si no tenemos a nadie al lado….merece la penaa?

Nerea Trimiño Guijo

Miguel Hernández: "Antes del odio"


La flor ,
aunque alambrada ,
se distingue por el color de su esencia.


ANTES DEL ODIO

[...]

Amor, tu bòveda arriba

y yo abajo siempre, amor,

sin otra luz que estas ansias,

sin otra iluminaciòn.

Mìrame aquì encadenado,

escupido, sin calor

a los pies de la tiniebla

màs sùbita , màs feroz,

comiendo pan y cuchillo

como buen trabajador

y a veces cuchillo sòlo ,

sòlo por amor.


[ ...]
No , no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme , no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.


¿Quien encierra una sonrisa?
¿Quien amuralla una voz?


A lo lejos tu , mas sola
que la muerte , la una y yo.
A lo lejos tu , sintiendo
en tus brazos mi prisión:
en tus brazos donde late
la libertad de los dos.


Libre soy , siénteme libre.
Solo por amor.


***


Dos fragmentos de una poesía de Miguel Hernández ,que escribió durante su cautiverio y que corresponde al cancionero y romancero de ausencias. Al leerlas, estas palabras me envolvieron y me transportaron hasta ese pequeño cuarto donde su cuerpo se encontraba apresado y encadenado. Me sentí de alguna manera yo también , aunque en libertad , aprisionada. El cuerpo corresponde a una realidad tan hostil , tan limitada...tan ajena... es en cambio el alma la que consigue magnitudes inimaginables, la que sueña y vive sin fronteras.

(Entre lo material y lo inmaterial es esto último lo que se eleva.)


Esta poesía es un canto a la libertad. Se desprende de su cuerpo, peso incapacitado y encerrado, para poder volar hasta la mujer amada que se encuentra ahora lejana, quizá tan aprisionada como él, en su soledad.
El recuerdo , el amor, la mujer, voces y sonrisas... todo ello está tan vivo en su ser, tan cerca los siente que no son obstáculos los muros.
No, no importan.
Ni las rejas, ni las cadenas, ni siquiera el tiempo y la distancia. Su alma es libre y poderosa y vuela a encontrarse con su amada. Porque libertad encarcelada , es libertad del alma.

***

Federico García Lorca:"Grito a Roma"


Manzanas levemente heridas
por finos espadines de plata,
nubes rasgadas por una mano de coral
que lleva en el dorso una almendra de fuego,
Peces de arsénico como tiburones,
tiburones como gotas de llanto para cegar una multitud,
rosas que hieren
Y agujas instaladas en los caños de la sangre,
mundos enemigos y amores cubiertos de gusanos
caerán sobre ti. Caerán sobre la gran cúpula
que untan de aceite las lenguas militares
donde un hombre se orina en una deslumbrante paloma
y escupe carbón machacado
rodeado de miles de campanillas.

Porque ya no hay quien reparte el pan ni el vino,
ni quien cultive hierbas en la boca del muerto,
ni quien abra los linos del reposo,
ni quien llore por las heridas de los elegantes.
No hay más que un millón de herreros
forjando cadenas para los niños que han de venir.
No hay más que un millón de carpinteros
que hacen ataúdes sin cruz.
No hay más que un gentío de lamentos
que se abren las ropas en espera de la bala.
El hombre que desprecia la paloma debía hablar,
debía gritar desnudo entre las columnas,
y ponerse una inyección para adquirir la lepra
y llorar un llanto tan terrible
que disolviera sus anillos y sus teléfonos de diamante.
Pero el hombre vestido de blanco
ignora el misterio de la espiga,
ignora el gemido de la parturienta,
ignora que Cristo puede dar agua todavía,
ignora que la moneda quema el beso de prodigio
y da la sangre del cordero al pico idiota del faisán.

Los maestros enseñan a los niños
una luz maravillosa que viene del monte;
pero lo que llega es una reunión de cloacas
donde gritan las oscuras ninfas del cólera.
Los maestros señalan con devoción las enormes cúpulas sahumadas;
pero debajo de las estatuas no hay amor,
no hay amor bajo los ojos de cristal definitivo.
El amor está en las carnes desgarradas por la sed,
en la choza diminuta que lucha con la inundación;
el amor está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre,
en el triste mar que mece los cadáveres de las gaviotas
y en el oscurísimo beso punzante debajo de las almohadas.

Pero el viejo de las manos traslucidas
dirá: amor, amor, amor,
aclamado por millones de moribundos;
dirá: amor, amor, amor,
entre el tisú estremecido de ternura;
dirá: paz, paz, paz,
entre el tirite de cuchillos y melones de dinamita;
dirá: amor, amor, amor,
hasta que se le pongan de plata los labios.

Mientras tanto, mientras tanto, ¡ay!, mientras tanto,
los negros que sacan las escupideras,
los muchachos que tiemblan bajo el terror pálido de los
directores,
las mujeres ahogadas en aceites minerales,
la muchedumbre de martillo, de violín o de nube,
ha de gritar aunque le estrellen los sesos en el muro,
ha de gritar frente a las cúpulas,
ha de gritar loca de fuego,
ha de gritar loca de nieve,
ha de gritar con la cabeza llena de excremento,
ha de gritar como todas las noches juntas,
ha de gritar con voz tan desgarrada
hasta que las ciudades tiemblen como niñas
y rompan las prisiones del aceite y la música,
porque queremos el pan nuestro de cada día,
flor de aliso y perenne ternura desgranada,
porque queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra
que da sus frutos para todos.


El poema que he elegido se titula “ Grito a Roma ”, fue escrito por Federico García Lorca durante su estancia en Estados Unidos, y pertenece a su conjunto de poemas “ Poeta en Nueva York “, escrita entre los años 1929-1931. Este grito está lanzado desde lo alto del Chrysler Building, que en la época era el edificio más alto de la, seguramente, ciudad más moderna y cosmopolita del mundo. Y es que durante esos años se empezaron a construir el ejército de rascacielos que defiende Nueva York, tan concentrados en crear la cumbre del mundo que olvidaban las miserias de la vida terrenal. La imagen que he adjuntado se corresponde a los dias posteriores al crack de la bolsa, en 1929, uno de los tantos factores que acabó con el llamado " American Dream ".

Sobre el hecho de que esta protesta sea lanzada a Roma, creo que se refiere a que era la capital cultural y religiosa de la antigua Europa, el antiguo “ centro del mundo “, que aquí Lorca la simboliza como el centro de la injusticia universal. La elección del poema se ha basado en que, en mi opinión, retrata con bastante exactitud el mundo actual y la religión predominante en los países llamados cultos y desarrollados.

Entre los poetas españoles del siglo XX, Federico García Lorca es el que más me atrae, tanto por su vida como por su obra, y las imágenes que crea en sus poemas. Por ello, el poema escogido es de él. Este poema, que también podría considerarse una oda ( o anti-oda ), no trata los temas que ya hemos visto hasta la saciedad en las poesías de clase, sino que hace una crítica sin caer en los insultos y desprecio general contra las ideas que discute, algo que hoy en día parece haberse perdido.

Se pueden sacar cantidad de ideas del poema, pero debido a la extensión del mismo, solo he resaltado las principales. Las alusiones apocalípticas que hace al principio, la crítica que hace a la Iglesia, los falsos conceptos de la vida, amor, paz ... y la llamada a la revolución de las clases oprimidas: negros, jóvenes, mujeres, trabajadores... son los temas que aquí trata Lorca, que tras las acusaciones que hace, les pide ayuda para rebelarse contra esa tiranía de desigualdad, hambre y muerte. Como vemos, la sociedad no parece haber cambiado tanto en los últimos 70 años, verdad?

También conviene señalar las alusiones que hace a la educación, dado nuestra actual situación de estudiantes. La imagen pesimista y negativa que da sobre la vida puede parecernos triste y desesperanzadora, pero, no dijo alguien eso de que la vida era un valle de lagrimas?

Iñigo Palenzuela

Ruben Dario: "Sonatina"


La princesa está triste. . . ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro;
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.


El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y, vestido de rojo, piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.


¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz,
o en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?


¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa,
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar,
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo,
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.


Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.


¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Esta presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real,
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.


¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste. La princesa está pálida.)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe
(La princesa está pálida. La princesa está triste)
más brillante que el alba, más hermoso que abril!


“¡Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-,
en caballo con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con su beso de amor!”



Después de dudar entre varios poemas, me decidí por éste, ya que fue uno de los primeros poemas que leí hace unos cuantos años en clase y uno de los que hizo que empezara a gustarme la literatura.

El poema describe la tristeza de la princesa, esa tristeza que todos hemos sentido alguna vez. Cuando somos niños, muchas de nosotras soñamos con a llegar a ser princesas y vivir en palacio con nuestro príncipe, pero en éste caso la princesa esta triste y ningún lujo de todos los que posee hacen que sonría. La causa de su llanto puede ser ese sentimiento de soledad, ese vacío que deja su príncipe, ese vacío que muchos de nosotros hemos sufrido alguna vez y ese vacío que seguiremos padeciendo. Finalmente, el hada madrina anuncia la llegada de un caballero que viene a “encenderle los labio con su beso de amor”.

En general, este poema de Rubén Darío es de mi agrado porque al leerlo nos envuelve en un mundo lleno de magia, exotismo y mitología. Además, el poema en conjunto tiene mucha musicalidad. El propio título, “Sonatina”, es un tipo de música, mediante paralelismos y anáforas, y la rima consonante se crea una repetición armoniosa. Por último, decir que el poema es muy rico en recursos estilísticos, son abundantes las personificaciones, metáforas, paralelismos… etc., los cuales consiguen embellecer el poema.



Nerea Gutiérrez 2.D

Gioconda Belli:


Diría que amo encontrarte
y sentir dentro de mí
una mariposa presa
aleteándome en el estómago
y muchas ganas de reírme
de la pura alegría de que existía y estás,
de saber que te gustan las nubes
y el aire frío de los bosques de Matagalpa.
Podríamos discutir si es serio
esto que te digo.
Si es una quemadura leve, de segundo,
tercer o primer grado.
Si hay o no que ponerle nombre a las cosas.
Yo sólo una simple frase afirmo
Te amo

Gioconda Belli.

Hay cosas que sin duda son inexpresables. O quizás lo sean, pero no hay vocabulario que valga para ello, cada persona tiene un modo de dar a conocer, demostrar, transmitir, aquellos sentimientos; las mariposas… ¿como explicar todo lo que se siente al tenerte?

Eso son risas, alegría, despreocupación. Eso es lo que me trasmite este poema de Giocconda Belli. La sensación de plenitud que se siente al compartirse con la persona amada, cuando una mirada se convierte en el mejor regalo. Como ella misma escribe ‘Podríamos discutir si es serio esto que te digo’ , parece tan absurdo desde fuera que podría ser irreal, el efecto de una droga; la mas pura sensación de alegría.

Y que al final, todos, con una frase de cinco letras intentamos esplicar ‘te amo’.

Aunque sepamos, de sobra, que así no expresamos ni la mitad del torbellino que llevamos dentro.

Edurne Elorza 2.A